domingo, 26 de enero de 2014

Foment del Treball, Puertas Abiertas y un otro Hermes "cazado".


El pasado mes de diciembre la patronal más antigua de Europa, Foment del Treball, abrió sus puertas a los curiosos. Era una oportunidad única para acceder a las estancias de una institución con 240 años de historia que no suele visitarse habitualmente con facilidad.


Aunque solo era posible visitar la primera planta. Aquí se encuentran las estancias más interesantes como: los salones de actos, los despachos de Presidencia y Secretaría general, la Sala Imperi, la Sala Magna y la valiosa biblioteca archivo, con un fondo de más de 70.000 volúmenes divididos en cuatro secciones, algunos anteriores al siglo XVII, constituye una fuente documental muy útil de la Historia económica de Catalunya.





En el pasillo habían colocado los plafones ilustrados narrando los orígenes de la Barcelona Industrial, de los gremios centenarios, la institución y, de su evolución a lo largo del tiempo. Al otro lado de la pared del pasillo una galería con pinturas y retratos de algunos de los presidentes que ha tenido la entidad. El primero del que hay constancia fue Nicolau Tous Soler, que ostentó el cargo en 1829 y en 1845. 



Antes de ubicarse en su dirección actual, Foment del Treball y las entidades precursoras estuvieron ubicadas en distintos locales y edificios históricos de la ciudad, entre ellos el Palau Moja, también llamado Palacio del Marqués de Comillas (1870) y la antigua casa del Marquès de Castellvell (1890) en la plaza Santa Anna, 4 (en la actualidad Portal de l’Àngel).



El traslado definitivo se consolida en el año 1934 a la sede de Vía Laietana. El edificio financiado por suscripción de sus asociados construido entre los años 1931 y 1934 fue diseñado por los arquitectos Adolf Florensa y José Goday y está incluido en el Catálogo del Patrimonio Arquitectónico Histórico-artístico de la ciudad de Barcelona. Las esculturas de la fachada, que representan a la Industria y la Agricultura (1934), son obra de Joan Borrell i Nicolau.


En aquellos años, cuando las sucursales de algunos bancos tenían sus mostradores en humildes plantas bajas, uno de los edificios símbolo de la economía catalana era el Foment del Treball Nacional.
La visita resulto de lo más interesante y ha sido una buena ocasión para admirar de cerca el patrimonio, pinturas, mobiliario, esculturas, cuadros, entre otros muchos objetos…



Por otro lado aproveche la visita para "cazar" Hermes, que no falta en la escalera, los salones y vitrales, la presencia de símbolos de Hermes (el mensajero de los dioses, dios del comercio) está por todas partes. Esperemos que cunda el ejemplo y cada vez sean más los edificios, que normalmente no son fácilmente accesibles, se sumen a realizar jornadas de puertas abiertas para mostrar su patrimonio al público en general.


Agradecimientos a Carlos García Pons (Director de Documentación), con sus explicaciones la visita ha sido aun más interesante.

6 comentarios:

  1. No he estado nunca dentro . A ver cuando me puedo pasar.
    salut

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonitos los caduceos de Hermes que has "cazado" en esta ocasión!
    Poco a poco se va ampliando la colección.
    ¡Vaya! Sin haberlo deseado, he compuesto un pareado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Que articulo mas completo, me gustaron los detalles de la ventana. Muaak.

    ResponderEliminar
  4. Muy bien Andrés, otro edificio con simbología hermética en su interior al saco. ;)

    ResponderEliminar

Amigos, amigas, visitantes y seguidores de APU Barcelona VeoDigital Gracias por las visitas y los comentarios.
Un Cordial Saludo.

Friends, visitors and followers of APU Barcelona VeoDigital.
Thanks for the views and comments.
Regards.