viernes, 19 de noviembre de 2010

El guardián del cementerio


Buenos días, si, se lo digo a usted, mire aquí debajo, soy yo, Javir el guardián del cementerio, ¿Qué como voy a serlo, siendo un gato? No sé por qué se extraña, en el reino de las tinieblas y la oscuridad, somos muchos y variopintos los animales que tenemos el encargo que el cementerio sea un remanso de paz, cuervos, ratas, búhos etc. Trabajamos arduamente aunque no lo parezca, hay muchos malos espíritus que desean entrar a perturbar los sueños de los muertos, nuestra lucha es callada pero constante, nunca nadie nos lo va a agradecer, pero no estamos por el reconocimiento de nuestros actos, tenemos esa misión dictada por una fuerza superior que no puede estar en todas partes y delega en nosotros este cometido.



Sígame si quiere conocer este camposanto, nadie como yo le hablará de los lugares más pintorescos, de las tumbas más exuberantes, de las más arcanas, de las anónimas y las archiconocidas, todas las historias borradas de la memoria de los que yacen habiendo sido olvidados por sus deudos que a su vez yacen también aquí.


¿Le sorprende esta tumba? ¿Por qué no tiene cabeza y está tan desgastada?
Pues claro que conozco la historia, en el cartel figura la tumba número sesenta y tres, pero el cartel es posterior, pues sepa usted que la tumba es la más antigua del lugar, tan antigua que otra grafía existía cuando fue erigida en este lugar, donde ni por asomo estaba previsto que este lugar se convirtiera en estación de término de almas.



Cerca de aquí, en las montañas de granito, vivía un poderoso hechicero, era conocedor de todos los secretos de la tierra, buscador infatigable de todos los conocimientos, con el tiempo su sabiduría no tenía igual, se decía que era tal su conocimiento de la alquimia que era capaz de transmutar cualquier metal y convertirlo en oro, pero eso nunca le detuvo, era uno más de los conocimientos adquiridos, el oro y las riquezas no era lo que su mente deseaba.

Otro de sus logros había sido desentrañar el lenguaje de los animales, años de paciente estudio, de espiar su comportamiento, de preparar su garganta y lengua para establecer una perfecta comunicación entre él y las bestias que poblaban la tierra, por lo que aprendió a dominarlas y a establecer un conexión con ellas estableciendo una jerarquía dominante, se convirtió en su amo y señor obligándolas a realizar todos los trabajos que deseó, las hizo crear montañas donde antes no existía nada, desviar ríos de su curso y anegar campos secularmente áridos, hizo mil experimentos con la fisonomía de la tierra, ejércitos de millones de seres, vertebrados e invertebrados, voladores y terrestres, todos como un solo individuo, ciegos servidores de su voluntad.

Las plantas tampoco escaparon de su dominio, conoció íntimamente como hacer que minúsculos organismos crecieran desaforadamente y que árboles gigantescos menguaran hasta desaparecer de la vista.
También fijó su vista en las estrellas, desentrañó eones de años antes que nadie su movimiento, su creación, sus enormes dimensiones, su mayor logro fue cambiar la orbita, primero a planetas y luego a galaxias enteras, a su antojo, puso orden en el caos primigenio y alteró cuando quiso el buen funcionamiento de complejas órbitas de constelaciones enteras.



Cuando tuvo la seguridad de poder dominar todas las fuerzas del universo, ejecutó su plan, reunió a todos sus vasallos, animales, vegetales y fuerzas terrenales, se plantó delante de su señor y le retó a la batalla, en apenas unos milisegundos, todo se deshizo delante de él, un simple suspiro bastó para que todo desapareciera dejándole desamparado y humillado.

- Has sobrepasado el único límite que no estás autorizado, he sido complaciente contigo en todo el poder que has acumulado, pero el poder sobre la vida y la muerte es mío, te condeno a no poder descansar durante eones.
Y así fue convertido en piedra, esta estatua que ves aquí es su figura y cada siglo, aparece una de sus huestes animales, convertida en hormiga y con sus mandíbulas arranca un grano de la piedra y se lo lleva, hasta que no desaparezca toda la piedra que lo forma, no obtendrá descanso su alma.


Y aquí termina la visita, espero que haya sido de su interés y ya sabe cuando visite otro cementerio, espero que sea condescendiente con los animales que moren en él, pueden ser los guardianes de almas y por favor… tenga cuidado, no pise a las hormigas, no alargue innecesariamente el suplicio de un alma condenada.

El beso de la muerte

Gracias al maestro, José Antonio ( "El Cofre del Chirri" ) por su inestimable colaboración y la gentileza de inventar y escribir el relato que acompaña las fotos.

20 comentarios:

  1. Un cementerio para visitar, sin duda ¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Cuando dos maestros juntan sus fuerzas lo que sale es una obra de arte. Me ha encantado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola apu.
    supongo que es el cementerio de Poble Nou , pues me parece una maravilla. Una necropolis llena de vida fotográfica. alguna de tus fotos te quedaron muy bien como la de la luna y el beso de la muerte.
    jejeje que suerte que la gente se acerque a tu cámara, normalmente es al revés.
    Saldusos

    ResponderEliminar
  4. La unión de dos maestros da como resultado una esplendida obra.

    Impactantes composiciones, me gusta especialmente la de la luna, seguro que los góticos te la comprarían para ilustrar sus paredes

    Bs.

    ResponderEliminar
  5. Que lugar mas tetrico!!

    Ese gatito parece muy comodo sobre esa tumba.

    Hay cementerios donde la belleza y el misterio se cruzan...

    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Excelente el relato, MUY buenas las fotografías, sobre todo la de la luna!
    Una colaboración de primera en una entrada inmejorable. De verdad, Apu, me ha gustado¡
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Creo que haceis un duo maravilloso, las fotos una pasada de buenas y el relato no digamos.
    Dos besos para dos que se lo merecen

    ResponderEliminar
  8. Hola Apu. Un poco lúgubre salvo el gatito, pero muy bien relatado. Lo de las hormigas me ha encantado. Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  9. Hola a tod@s.

    Miquel siempre que puedo voy a admirar los bellos panteones y esculturas.

    Sheol Gracias! :*)

    Johnny "lleno de vida fotográfica" además de nucha historia. Gracias!

    Begoña estoy dando mis primero pasitos con un programa que me ha dejado mi hijo pero sinceramente creo que nunca voy a pasar de ser un aprendiz...

    Mª Ángeles y José cuando se ven de cerca esos panteones y obras funerarias realizados por grandes escultores y maestros artesanos no deja de ser un museo al aire libre nada que ver con los cementerios modernos :-)

    Javier, Muchas Gracias me alegro :*)

    Montse gracias :*) un beso

    Cris Es el primer cementerio de la ciudad que fue construido fuera del perímetro amurallado en el año 1775. En el descansa muchos personajes ilustres, concentra el trabajo de conocidos arquitectos y escultores. Si vienes por Barcelona me ofrezco a llevarte a ese cementerio te aseguro que cuando salgas de el te llevaras otra visión.

    Gracias a tod@s por venir y dejar vuestros comentarios. Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno Apu, magnífico y las fotos una chulada. Ya me dirás cómo haces esas fotos :)

    ResponderEliminar
  11. Como siempre estupendo. Por aquí ando echando un vistazo por tus cosillas. Pasa un buen fin de semana.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Não gosto de estar em cemitérios... mas as fotos estão lindas!

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo, como amante de lo gatos (tengo tres en mi casa) valoro hoy más si cabe tu post.En Poble Nou hay varios gatos, se ve que las personas que se "cansan" de ellos los dejan allí. He visto varias veces personas llevarles comida, dejándosela en lugares escondidos, suerte de ellos. Las fotos geniales.
    Feliz fin de semana, un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola a todo@s.
    Zenda a ver si podemos hacer una salida y hablamos con más tranquilidad;-)

    Hinperión, gracias eres muy amable:-)

    Teca me gusta pasear y admirar las obras funerarias, para estar mejor lo más tarde posible ;-D

    Mar, pensaba que era una colonia controlada por el ayuntamiento, no sabía que los dejaban allí abandonados por lo menos se ocupan de ellos.
    Un beso.

    Gracias a tod@s por venir :-)

    ResponderEliminar
  15. Amigo mio, mi cámara de fotos se muere de envidia...


    Muy bueno la colaboración de dos artistazos.


    BRAVO.

    ResponderEliminar
  16. No añadas estres a mis visitas a los cementerios!!! Ahora tendré que ir cuidando de no pisar hormigas.... ¡¡uff!!!

    Preciosas fotos y precioso texto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Hola LdP.
    Eso tiene solución las juntamos un día de sesión fotografica para que una aprenda de la otra...;-D
    Gracias! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Landahlauts.
    Hay religiones que creen en la reencarnación lo mismo te toca un ave que un pez y entre ellos las hormigas, pero no veo a ninguno mirando todo el día para abajo....XD
    Gracias! Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Las imágenes te cuentan la historia, y con las palabras la ves. Los dos juntos, una bomba.

    Un detalle lo del nombre del gato. Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Hola Javir.
    Lo del nombre una ocurrencia simpatica del amigo José Antonio que quiso dedicarte el relato :-)
    Gracias, un abrazo:*)

    ResponderEliminar

Amigos, amigas, visitantes y seguidores de APU Barcelona VeoDigital Gracias por las visitas y los comentarios.
Un Cordial Saludo.

Friends, visitors and followers of APU Barcelona VeoDigital.
Thanks for the views and comments.
Regards.