lunes, 12 de agosto de 2013

El Comercio histórico de Barcelona en proceso de liquidación.

De un tiempo a esta parte están desapareciendo muchos establecimientos y negocios en locales míticos de Barcelona. Paseando por el Carrer dels Arcs al llegar al escaparate de la histórica juguetería me encuentro con este panorama...

Palacio del Juguete, carrer dels Arcs

El Palacio del Juguete, una de las tiendas más antiguas del Carrer dels Arcs, dejará el local a finales de agosto. La marca de calzado Geox abrirá una tienda en el local que hasta ahora ha ocupado el emblemático Palacio del Juguete, cerca de la Catedral de Barcelona.

El Palacio del Juguete abrió sus puertas en 1936 y durante la Guerra Civil sufrió el ataque de los bombardeos aéreos. Hoy, todavía quedan algunas huellas de esos ataques, que forman parte de una tienda con 77 años de historia. Visita su Álbum de Fotos.


Otro comercio histórico que perdemos es La librería Canuda que echa el cierre en octubre. Fundada en 1949 por el padre del actual propietario, fue identificada por los lectores de 'La sombra del viento' de Carlos Ruiz Zafón como el cementerio de los libros olvidados de la novela.

El propietario de la librería, Santiago Mallafré, explicó que la tienda está afectada por la ley de arrendamientos urbanos, que en 2014 pone fin a los alquileres de renta antigua de locales comerciales. Esta nueva normativa obligaría a dejar el establecimiento el 31 de diciembre de 2014 al no poder responder al incremento del alquiler. La finca ya ha sido vendida y probablemente albergará una tienda Mango.

Libreria Canuda

Otros tantos casos similares, de establecimientos simbólicos de Barcelona han sufrido un destino peor que Palacio del Juguete o corren el peligro de seguir el mismo final que la librería Canuda.

La librería Catalònia, de los libros de sus estantes a las hamburguesas.

librería Catalònia
El conocido slogan de la histórica librería Catalònia (1924) estuvo a la vista en un gran rótulo sobre la puerta de entrada y podía leerse en grandes letras, "el món és governat pels llibres (el mundo está gobernado por los libros) un McDonald's ocupa su lugar.


La librería fue fundada por Josep López Llausàs, Manuel Borrás de Quadras y Josep Maria Cruzet, en 1924, en el número 17 de Plaça Catalunya, en Barcelona, donde hoy está el Banco de España. Siete años más tarde, en 1931, se instaló definitivamente en su ubicación actual, en el número 3 de Ronda de Sant Pere. 

Interior de la librería Catalònia
Los últimos días que estuvo abierta al público en general el mensaje según una nota que se podía leer era este: “Tras haber superado una Guerra Civil, un incendio devastador y un conflicto inmobiliario, la histórica librería Catalònia de Barcelona cerrará definitivamente sus puertas”.

Interior de la libreria en la actualidad

En la foto os muestro, "Enigmes de la Història de Barcelona". Mi última compra en la librería Catalonia unas horas antes de cerrar definitivamente la última página del libro de su propia historia.


Una amiga bloguera me comunica que, en breve coge un vuelo de Madrid a Barcelona para pasar unos días en nuestra ciudad. Una vez aquí seguramente, como lo hacen millones de viajeros al año, visitara los lugares más publicitados de las guías turísticas y mundialmente conocidos. Es triste que los viajeros que vengan a Barcelona nunca conoceran estas tiendas que han sido historia viva de nuestra ciudad. Comercios levantados con el esfuerzo de muchos años negocios y oficios que han pasado de padres a hijos durante generaciones. 

Posiblemente cuando el proceso evolutivo de nuestros comercios tradicionales se acabe para trasformarse en escaparates de la modernidad, también se esfume para siempre de la memoria de los más nostálgicos barceloneses. Entonces, muy pocos los encontraran a faltar en el paisaje urbano. Seguramente, ni siquiera una triste placa de recuerdo ocupara su lugar para trasmitir a las generaciones futuras que aquel espacio lo ocupaba un pedacito de la historia de nuestra ciudad.

El gran desafío de la Barcelona actual es canalizar todo su potencial como principal destino turístico mundial para devolver parte de esas plusvalías a los ciudadanos barceloneses y equilibrar la balanza.


                               

14 comentarios:

  1. O en bares, que es lo que ha pasado en el barri de Sant Antoni ¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Realmente es una lástima que desaparezcan esos establecimientos tan entrañables , con tanto encanto y tanta historia acumulada a lo largo de los años.
    A este paso las franquicias de las marcas de moda van a acabar con los comercios tradicionales de toda la vida. ¡Una pena!
    Al menos esta entrada nos sirve para recordarlos. Muy buen trabajo, Andrés.
    Buen verano. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Lo bonito sería que se conservaran estas tiendas en su formato original pero tristemente, si no ocurre nada favorable, con el tiempo la mayoría de estos locales habrán sucumbido a las grandes cadenas de comida rápida y multinacionales... entre otras modernidades comerciales de cara al turismo de consumo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. otro gran comercio que desapareció es La Casa de las Mantas (c/Junqueras, 5), una tienda emblemática de la ciudad que empezó en los años 40... o el Cine Urgell, el cine más grande de la ciudad de Barcelona con mas de 1800 asientos.

    en fin...

    buena entrada Apu!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo triste es que es un suma y sigue...Un abrazo

      Eliminar
  5. El otro dia pase por la calle cruz cubierta tras varios años de no ir por mi viejo barrio y me sorprendio negativamente la cantidad de tiendas de las de toda la vida que ya no estaban. Sitios donde habia comprado ropa, zapatos, complementos , etc ahora eran comercios totalmente distinto.

    Los cambios de legislacion que vienen en materia de alquiler, van a hacer que esta situacion se agrabe y muchos comercios pequeños no puedan mantenerse abiertos al no poder cubrir los costes de alquileres, mas en esta epoca de vacas flacas.

    Lo de mantener el formato original es algo que veo muy dificil, pues cada negocio tiene sus necesidades y su personalidad que rara vez encaja con la del anterior inquilino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La nueva normativa de alquiler está haciendo mucho daño a los comercios centenarios,,, el equilibrio es dificil por parte del propietario y arrendatario pero creo que que con buena voluntad se prodría llegar a acuerdos para evitar la desaparición de comercios históricos.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Y otra tienda histórica que pronto perderemos será "El ïndio". La tienda centenaria de ropa de casa que se encuentra en el carrer de la Mercè. Es una lástima que perdamos tanta historia en poco tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Roser. Precisamente no hace mucho estuve haciendo fotos a la entrada porque conociendo la poca sensibilidad de algunos nuevos propietarios me temo lo peor. Un abrazo

      Eliminar
  7. N'hi ha per posar-se a plorar. No entenc com es permet que es destrueixi el teixit urbà i comercial que ha fet de Barcelona la ciutat que és. Hi ha carrers de Ciutat Vella que és impossible reconèixer com a nostres.

    El cas del Palacio del juguete és especialment sagnant perquè desapareixerà una part del nostre imaginari infantil. Quantes vegades no ens haurem aturat en els seus aparadors i hem deixat anar la nostra fantasia, sobretot amb aquelles col·leccions immenses de ninotets i cotxets?

    Trist, molt trist!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es molt lamentable i triste alhora. És evident que tota aquesta gent no ha entès res del que està passant a Barcelona. Caldrà veure què passa a partir d’ara.
      Salut

      Eliminar
  8. Molt trist. Ahir just vaig passar per El Palacio del Juguete. No desapareix del tot pq veig que es queden la part del darrera però la que té l'aparador si.
    Es una llàstima, entre la crisis i els canvis d'hàbits de consum ens quedarem amb una ciutat que està perdent la seva personalitat.
    Petó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Neus.
      El Palacio del Juguete, no desparece el negocio pero si que abandonan el local donde han estado vendiendo durante décadas, esperemos que no sea un primer paso hacía el mismo camino que los otros comercios de los que hablamos... Mi opinión personal es que Barcelona no debe de mirar tan solo al turismo y proteger más el comercio tradicional y compensar las ventajas, molestias, beneficios e inconvenientes... en los ciudadanos barceloneses. El turismo es una fuente de ingresos inestable y habría que crear comercio y riqueza de calidad para no lamentar cuando vengan lso tiempos de las vacas flacas.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. A Barcelona s'estan deixant perdre les nostres botigues de tota la vida, les que aportaven a la ciutat quelcom més que el que ofereixen les grans superfícies i els grans grups empresarials, que ho invaeixen tot. Ningú no pot fer res?

    ResponderEliminar

Amigos, amigas, visitantes y seguidores de APU Barcelona VeoDigital Gracias por las visitas y los comentarios.
Un Cordial Saludo.

Friends, visitors and followers of APU Barcelona VeoDigital.
Thanks for the views and comments.
Regards.