jueves, 28 de febrero de 2013

En la montaña de Montjuïc la memoria sigue viva.


Aprovechando que me encontraba bastante cerca de la montaña de Montjuïc, donde hay tanto para ver y caminar, tomé el camino más directo para subir al mirador del alcalde dispuesto a disfrutar de las excelentes vistas del puerto y la ciudad que se observan desde ese lugar tomando un café calentito en el bar de la explanada.

Ya puestos en subir cuestas, el castillo me quedaba a tiro de piedra con parábola de ascenso y caída desde lo alto al origen de lanzamiento… lo digo porque hay que seguir subiendo la cuesta, desde luego es un buen lugar para respirar algo de ambiente de naturaleza por los numerosos espacios verdes y parques que pueblan toda la montaña y de paso hacer ejercicio.

Desde el castillo la vista aun es más espectacular, además tienes más amplitud de vista panorámica de un lado y otro de la costa barcelonesa.

En realidad, el principal motivo de subir a la cima no era ni ganar el maillot amarillo o de lunares rojos y blancos sobre fondo verde del gran premio de la montaña, ni disfrutar de las vistas, aunque tan solo por eso ya vale la pena el esfuerzo de subir hasta lo más alto.

La razón de esta ruta estaba motivada por asuntos muchos más serios que el mero hecho de hacer un tour turístico por el Castell de Montjuïc, un punto estratégico que debería haber servido para la defensa de la ciudad de Barcelona, pero en cambio, lo fue para mantenerla bajo control tanto  tiempo, que bajo la oscura sombra el castillo acabó covertido en un  símbolo de represión, tortura, lágrimas y sufrimiento. Los días de tormenta y viento si escuchas con detenimiento hasta parece que se puede oír los sonidos de la memoria, llanto y voces apagadas, que parecen susurrar a través de las ramas de los árboles entre la música de feria y las risas del desaparecido parque de atracciones de Montjuich.

Actualmente el Castell de Montjuïc acoge varias exposiciones;


-La força silenciosa, de Liu Xia.
Liu Xia (Pekín, 1959) es poeta, pintora, fotógrafa ha sido, desde hace más de tres décadas, una figura notable en la escena artística contemporánea china . Esposa de Liu Xiaobo, el disidente chino a quien le fue concedido el Premio Nobel de la Paz 2010. Actualmente, y desde 2009, Liu Xiaobo cumple una condena de once años de cárcel por su participación en la difusión de un manifiesto en favor de la transición democrática en China.


Cuando Xiaobo fue galardonado con el Nobel de la Paz, Liu Xia fue puesta bajo arresto domiciliario sin cargos ni juicio, y desde entonces ha sido privada de cualquier tipo de contacto con el exterior.


En el castillo de Montjuïc se exhiben 26 fotografías con el tema de la libertad de expresión vetadas en su país, agrupadas bajo el significativo título, La fuerza silenciosa. Las fotografías de Liu Xia, todas en blanco y negro, están realizadas con un viejo aparato de modelo ruso fabricado en China en los años setenta y ausencia de luz artificial.


- "Desenterrant el silenci. Antoni Benaiges, un mestre de la República a una fossa comuna de Burgos".
Hasta el próximo 25 de marzo la exposición, “ Desenterrando el silencio”, organizada por el Memorial Democràtic, que narra la historia de Antoni Benaiges, natural de Mont-roig del Camp. Asignado por El Ministerio de Educación de la II República Española, como maestro de la escuela rural de Bañuelos de Bureba, una pequeña aldea de Burgos que hoy cuenta 30 habitantes. Antoni Benaiges fue asesinado y enterrado en Burgos.




La exposición de fotografías de Sergi Bernal, es el resultado de un proyecto de investigación sobre la vida y la muerte del maestro catalán y muestra la represión que tuvieron que sufrir los maestros de la república.


El fotógrafo Sergi Bernal, trata de enseñar la represión desde un mensaje visual directo a través de plafones informativos, audiovisuales, y fotografías y una lona de gran formato de los trabajos de exhumación de la fosa de La Pedraja (Burgos). -Salas 18 y 19 del Pati d'Armes-


- "Doble Creu. Escultura de Carles Berga"
La descripción física de la obra es una estructura de hierros desordenados, solo con una cierta belleza proveniente del misterio de su propósito, que nos restaría escondido, pero cuando nos situamos en la posición exacta, el conglomerado caótico adquiere sentido. Mientras observamos la figura, en el espejo se proyecta otra forma simbólica igualmente conocida, pero diferente, y en cierto modo antagónica. La visión contrapuesta y simultánea de las dos figuras que surgen de la estructura profunda de la obra, transmite su tensión al espectador, que no puede fijar la mirada en una de las dos imágenes sin sentirse cautivado por la otra. Se debate entre lo material, que lo atrae por su corporeidad, y lo evanescente, el reflejo, que lo remite a un juego de conceptos contrapuestos.

En un lado, la estrella de David, en el otro, la Cruz latina. Dos conceptos opuestos, o dos visiones de un mismo concepto esencial? VIDEO


- "Montjuïc, la construcció d'un castell"
Toda región que haya disfrutado de un cierto esplendor histórico tiene su propio castillo. Antes de que se levantara el edificio que vigila la ciudad desde las alturas tal y como lo conocemos hoy en día, se erigió en lo alto de la montaña un fortín durante la revuelta contra las tropas de Felip IV en 1640. Cincuenta años más tarde, la primera construcción se convertiría en un castillo de una planta, pero tendría que pasar un siglo para que acabara tomando la forma actual.


A partir de fotografías de antiguos grabados y otros documentos que se exhiben en la muestra podréis acabar de completar la información sobre este emblema de Montjuïc, escenario de guerras y episodios trágicos de la historia de Barcelona como el fusilamiento del padre de la Escuela Moderna, Francesc Ferrer y Guardia, durante la Semana Trágica o del presidente de la Generalitat, Lluís Companys, en el franquismo.

15 paneles que se muestran también descubriréis el pasado de la “montaña judía” o la “montaña de Júpiter”, los dos significados etimológicos que se aplican a la palabra “Montjuc”, recorriendo su historia desde el mesolítico, pasando por el hallazgo de los restos de un poblado ibérico o la existencia de un cementerio judío.


- "Retrat Companys". Imatges del president Lluís Companys del fons de l'Arxiu fotogràfic de Barcelona.
La muestra «Retrato Companys», en la sala que lleva su nombre resalta la imagen pública de Companys a partir de 52 fotografías de reporteros, lo mejor del fotoperiodismo, de la época. Se presentan 52 imágenes captadas, entre 1931 y 1938, por nombres como Agustí Centelles, Josep Domínguez, Josep Maria Sagarra o Carlos Pérez de Rozas.





En la montaña de Montjuïc, la memoria sigue bien viva

12 comentarios:

  1. Qué montón de cosas por ver! Siempre me da pereza subir y después siempre me alegro de haberlo hecho. Subiré a ver todo esto que nos propones.
    Merci

    ResponderEliminar
  2. Estupendo reportaje...me gusta, especialmente, esa primera fotografía!!!

    Un gran abrazo!!! ;)

    ResponderEliminar
  3. Será cuestion de pensar para ir....

    De paso, APU, aunque hayas ido, no te importa repetir no? lo digo para intentar hacer lo que hace tiempo tengo en mente.... hacer unas buenas panoramicas desde el Castillo, con todos los componentes claro :D

    Un abrazo amigo!

    ResponderEliminar
  4. Ya era hora que le dieran un buen uso a ese castillo. Muy bien esos blancos y negros. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola a tod@s.
    Muchas Gracias por la visita y el comentario.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Antes, cuando Marc era más pequeño, subíamos muy a menudo al Castillo. En cambio ahora ya hace tiempo que no lo hacemos. Será cuestión de volver a coger esa sana costumbre.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roser.
      Montjuïc es un lugar para redescubrir por los barceloneses.
      Un beso

      Eliminar
  7. No es de mis prioridades cuando este turista llegue por fin a Barcelona, pilla muy en cuesta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, entiendo porque lo dices, también se puede subir sin esfuerzo con el Teleférico que une la ciudad con la cima de la montaña de Montjuïc y te deja a la entrada del castillo.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Y yo que no he subido aún... ¡no tengo perdón! Ahora más cosas todavía para ver. Lo dejaré pendiente, como tantas otras visitas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Donaire.
      Seguro que ha cambiado mucho de aquel Montjuïc que tienes en mente, te sorprenderá gratamente. Un abrazo!

      Eliminar

Amigos, amigas, visitantes y seguidores de APU Barcelona VeoDigital Gracias por las visitas y los comentarios.
Un Cordial Saludo.

Friends, visitors and followers of APU Barcelona VeoDigital.
Thanks for the views and comments.
Regards.