jueves, 27 de diciembre de 2012

Barcelona. Aquellas navidades blancas de 1962

Barcelona. Nevada de Marzo de 2010
Cuando eres niñ@ la nieve es genial y divertida, sobre todo si estas de vacaciones.

En Barcelona algunos inviernos se ven algunos copos de nieve, sobre todo en la parte alta de la ciudad, pero el hecho de que cuaje es muy insólito. Podemos pasar años y años sin ver la nieve cubrir nuestros parques y calles de blanco y mucho menos que la nevada cuaje en la misma orilla del mar.

Hace un par de días la prensa, radio y televisión han rememorado la gran nevada que cayó en Barcelona. Los primeros copos empezaron a caer en Nochebuena, mientras se celebraba la Misa del Gallo, en Sant Esteve la ciudad amaneció fría pero con un sol radiante y cubierta por un manto de nieve.

Se midieron hasta 80 centímetros en el Observatorio Fabra, el mismo grosor se alcanzó en los distritos más altos de la ciudad como; Horta, Sarría y Sant Gervasi y en el centro de la ciudad los 50 centímetros era un registro general.

La ciudad quedó colapsada. El alcalde, José María Porcioles, dispuso que se soldaran palas en el morro de los camiones pero no atinó a desplegar los servicios municipales de limpieza, todo el mundo hacía fiesta por Navidad y Sant Esteve, y la nieve se convirtió en hielo. Las máquinas quitanieves llegaron desde Andorra, de un servicio de limpieza de nieve en carreteras, pero el caos se prolongó durante varios días.

En las hemerotecas quedan para el recuerdo las imágenes de ciudadanos esquiando por las calles cubiertas de nieve. Muchas son las anécdotas de aquella memorable nevada y las fotos de los  ciudadanos esquiando por las calles de la ciudad han quedaron para la posteridad. En la actualidad son muchos los barceloneses que se desplazan durante la temporada de nieve a disfrutar de las pistas en las estaciones de esquí situadas en el Pirineo Catalán.

Marzo de 2010

Yo era un crio pero tengo vivas unas pocas imágenes. Estoy seguro de que ningún barcelonés de los que la vivimos y tenemos edad para contarlo nunca olvidará aquel 25 de diciembre de 1962, día de Navidad. La gente empezó a tirar a la calle aquella nieve blanca y pura,  recuerdo tener una pala de metal en mis pequeñas manos y con inocente torpeza intentar quitar la nieve del balcón sin apenas poder levantar la pala un palmo del suelo.

Han pasado otros inviernos, y han habido otras nevadas que han causado problemas por falta de previsión y pocos medios, pero nada comparado con la gran nevada que vivimos aquellas navidades blancas del 1962.

Es fascinante contemplar las calles de Barcelona, con ese manto blanco que nos regala el clima de muy tarde en tarde, también provoca desperfectos y molestias pero, vale la pena conservar esas raras imágenes de tanta belleza natural en nuestra memoria. De aquella nevada sólo tengo los recuerdos, era muy pequeño. En cambio de las nevadas posteriores tengo algunas fotos en formato digital y papel.

Foto tomada a las 18.00 horas del 8 de Marzo de 2010

Marzo de 2010

Marzo de 2010
Marzo de 2010

18 comentarios:

  1. Me ha encantado este post, y me encanta la primera foto, parecen los renos de Papá Noel en versión motorizada.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensé el día que hice la foto eran unos "renos" subrealistas, a Dalí le habria gustado :)
      Un abrazo

      Eliminar
  2. jejeje estoy con Salvem la Rotonda ¡¡ salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel, los que hemos visto nevar alguna vez en Barcelona ver caer de nuevo la nieve sobre la ciudad es como volver un poco a la infancia y nos hace volar la imaginación :)

      Eliminar
  3. El otro dia era continuo las televisiones dando imagenes de la nevada, mis padres siempre me han explicado como fue....

    fantastico!

    que acabeis de pasar unas felices fiestas.... ya os echo de menos oix!

    :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jordi.
      En aquellas fechas era tan chiquitin que no sabia ni lo que era una cámara de fotos... bueno, recuerdo que una vez me regalarón una de juguete que apretabas un botón y saltaba la cabeza de un payaso del objetivo je,je,je.

      Chico no digas esas cosas que sabes que soy muy sentimental y me emociono con facilidad...
      Que tengas un muy buen año 2013. Un abrazo

      Eliminar
    2. La camara con una cabeza de payaso creo que la hemos tenido todos ;)

      Un abrazo!

      Eliminar
    3. La cámara con cabeza de payao la tienen hasta ahora mis hijos. Que sepais que aún se vende.

      Eliminar

  4. De pequeña en mi pueblo Cabacés vi nevar muchas veces pero aquí en Barcelona muy poquitas.
    Esta de Marzo de 2010 la viví de manera especial, ¡como me gusta la nieve! Eso si, fue un caos.
    Petó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Neus.
      En Barcelona la nieve es muy divertida siempre que no tengas que ir a trabajar ni hacer desplazamientos y mucho peor cuando se convierte en hielo resbaladizo. En los pueblos, supongo, que es distinto. Imagino a los pequeños, y porque no también algunos mayores ,sin ir al cole y jugando en las calles con al nieve.
      Tu pueblo nevado debe ser como los del belén, de bonito :)
      Un beso

      Eliminar
  5. Para los que no solemos ver nieve muy a menudo, ver caer 4 copos nos da una alegría tonta, ya que según la intensidad de la misma puede convertirse en un engorro. No recuerdo la nevada del 62 porque no había nacido (por poco) pero sí que es muy recordada por los que la vivieron.
    Un abrazo y que acabes de pasar unas felices fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique las nevada del 62 fué extraordinaria pero la del año 1964 tampoco estuvo nada mal...buena cosecha :)
      Os deseo Buen Año 2013!!
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Aunque yo no había nacido cuando la gran nevada del 62, en casa de mis padres conservamos varias fotos de ese día. Recuerdo ver a mis padres en la terraza de casa con la nieva hasta las rodillas. Algo inaudito que jamás he podido ver en directo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roser. A mi la nieve me llegaba al cuello me parece mentira que pueda acordarme de eso pero no recuerdo lo que he comido ayer...je,je,je
      Un beso

      Eliminar
  7. me encanta la nieve y la echo de nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sheol. Yo echo de menos se cumpla el dicho " año de nieves año de bienes..." Ya he visto unas cuantas nevadas y ná de ná....je,je,je.
      Un abrazo

      Eliminar

Amigos, amigas, visitantes y seguidores de APU Barcelona VeoDigital Gracias por las visitas y los comentarios.
Un Cordial Saludo.

Friends, visitors and followers of APU Barcelona VeoDigital.
Thanks for the views and comments.
Regards.