miércoles, 14 de diciembre de 2011

El Cementerio del Poblenou (Barcelona). Historia arte y silencio.

Hay quienes dicen que la mejor manera de conocer una ciudad es por su gastronomía y sus cementerios. Actualmente, en Barcelona hay nueve: Montjuïc, Sant Andreu, Les Corts, Horta, Sants, Collserola, Sarrià, Sant Gervasi y Poblenou.


Todos sabemos que antiguamente se enterraban a los difuntos en el recinto de las iglesias o lugares adyacentes. Esta práctica era un problema contra la salud pública por la enorme proliferación de epidemias acaecidas en muchísimas poblaciones.


El 3 de abril de 1787 es una fecha clave. Corresponde al día de emisión de una Real Cédula dictada por Carlos III una vez fueron constatados los efectos de las epidemias. La medida resulta novedosa, y es contemporánea a las decretadas en otros lugares de Europa.


La cédula de 1787 es importante por ser la primera indicación de construcción de recintos específicamente dedicados a la recepción de cadáveres, y por su explícito concepto de velar por la salud pública de sus súbditos. El principal rasgo es la preocupación por dictar "una providencia general que asegure la salud pública". Se resume en: Intento de establecer los cementerios fuera de las poblaciones o en grandes espacios libres que pudieran existir en su seno, en "sitios ventilados é inmediatos á las parroquias" debido al aumento de las enfermedades malignas en las diversas provincias del reino.


Para regular esta situación se promulga una Real Cédula dictada por Carlos III el mes de abril de 1787 y otra por Carlos IV el 26 de abril de 1804, iniciándose así una etapa de construcción de cementerios fuera de las iglesias

El Cementerio del Poblenou, inaugurado en 1775, marcó un punto de inflexión en la historia necrológica de la ciudad. Hasta entonces, Barcelona tenía multitud de cementerios parroquiales al lado de las iglesias, pero por razones de higiene los órganos de gobierno deciden trasladarlos a las afueras de los núcleos habitados. El cementerio de Poblenou forma parte de la "Ruta dels Cementiris" del Ayuntamiento de Barcelona. El paseo por el Cementerio de Poblenou comprende aproximadamente cien años de historia del recinto funerario de la ciudad.


Poblenou contiene algunas tumbas ilustres y bellos panteones, podemos encontrar la tumba de Narcís Monturiol, inventor del submarino, los escritores Xavier Benguerel y Narcís Oller, la ilustradora Lola Anglada, el músico Anselm Clavé, el político Valentí Almirall o la actriz Mary Santpere, entre otros.


En la guía que podemos recoger en la entrada al recinto, "Ruta del Cementeri de Poblenou", se encuentra con el nº 6, la tumba de "el Santet", sobrenombre de Francesc Canals Ambrósuna, figura todavía venerada por algunos barceloneses y en la que nunca faltan flores. El joven murió con 22 años en el año 1899,según parece debido a la tuberculosis, poseía fama de buena persona y desde la temprana edad de 14 años trabajó en los "Grandes Almacenes El Siglo, parece ser que era muy querido por todos y que tenía ciertos poderes adivinatorios, incluso se rumorea que vaticinó su propia muerte y el incendio que consumió los almacenes "El Siglo", aunque esto sucedió 33 años después. La cuestión es que tras su muerte, se extendió el rumor de que el que pedía un deseo con fe ante su tumba, éste se lo concedía.

 

Tal fuerza tomó esta leyenda que persiste en nuestros días, sólo hay que ver la cantidad de flores y exvotos que rodean la tumba y que ocupan doce de los nichos de alrededor, que se dejaron vacíos para dar cabida a todas las ofrendas. De hecho el día que hice la visita me acompañaba una turista de Bilbao, Begoña, aficionada al arte funerario, de paso por Barcelona, y que me acompañó a ver su tumba. Los dos nos quedamos asombrados de la cantidad de velas y flores recientes que había depositadas alrededor del nicho.


Para los que quieran conocer el recinto hay la posibilidad de realizar una ruta guiada de 1 hora 30 minutos aproximadamnete, el primero y el tercer domingo de cada mes (10:30 horas en castellano y 12:30 horas en catalán). El paseo está compuesto por 29 sepulturas debidamente señalizadas. Si haces la visita por tu cuenta no olvides que nunca hay que pertubar la paz del recinto, guardar silencio y prestar mucha atención de mantener siempre el debido respeto.

14 comentarios:

  1. Yo recomiendo una visita guiada, desconozco si sigue siendo gratuita, hasta no hace mucho lo era...¡Vale la pena!

    Un saludo Apu.

    ResponderEliminar
  2. Quizá el más curioso de Barcelona ¡

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado tu sugerencia final de que "nunca hay que perturbar la paz del recinto", porque eso, amigo APU, es lo que siempre me ha inquietado de los cementerios: que los residentes me llamen la atención.

    Muy bueno tu post, muy buenas -como siempre- la fotos y genial la idea de un paseo por el cementerio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Yo fui un día cualquiera por la mañana y te digo que el sitio me impresionó.
    Me encantaría hacer una de estas visitas que hacen de vez en cuando nocturnas y teatralizadas con velas, música y actores. Debe ser espectacular!

    ResponderEliminar
  5. Lástima que esas disposiciones causasen le pérdida de los restos de Cervantes y Lope
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. No les resto mérito a las obras de arte ni a los recintos que los albergan, q pueden ser preciosos. No obstante, prefiero pasear por otros lugares.
    un abrazo, Andrés, bonitas fotos.

    ResponderEliminar
  7. Estrella;
    La guia que entregan en la entrada es muy útil para encontrar lo más relevante , pero nada mejor que te expliquen con todo detalle.

    Miquel;
    Con mucha historia contenida entre sus muros.

    Javir;
    je,je,je precisamente esos son los que menos se molestan pero hay algún guarda que, aveces, pone demasiado celo en cumplir su trabajo cuando no es necesario.

    Neus;
    A mi también me gustaría creo que las hacen cuando llega la primavera, si te informas para ir me apunto.

    Cierto amijo, J.A.

    Donaire;
    Si te cuento que ,sin saberlo, pasamos a diario por encima de cientos de tumbas... Por ejemplo; el suelo de la catedral de Barcelona, la visitan miles de perosnas al año y está repleto de tumbas. Cuando vas de turista, hay que saber por donde se pisa :D

    Un saludo a tod@s.

    ResponderEliminar
  8. Me ha gusatdo mucho tu entrada, pero supongo que no te sorprendo. El cementerio de Poble Nou tiene mucho encanto, aunque hayan hecho algunas escabechinas....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. En Màlaga tb hay una visita al cementerio de los ingleses guiado y merece la pena.


    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  10. Que interesante lo de Francesc, lo desconocía. Me ha encantado, sabes que tengo cierta debilidad por las estatuas y los panteones de los cementerios. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Aunque me dan un poco de repelús los cementerio me gustó mucho descubrir las historias. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola a tod@s.
    Muchas gracias por la visita y los comentarios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. ¡Fantásticas fotos y muy buen post!
    Yo también tengo pendiente publicar algún día sobre el cementerio del Poble Nou en mi blog.
    ¡Un abrazo!
    PD - Ah, ¡me apunto a lo de la visita nocturna!

    ResponderEliminar

Amigos, amigas, visitantes y seguidores de APU Barcelona VeoDigital Gracias por las visitas y los comentarios.
Un Cordial Saludo.

Friends, visitors and followers of APU Barcelona VeoDigital.
Thanks for the views and comments.
Regards.